MI SUEÑO PARA UNA PARROQUIA CON VIDA, EL MENSAJE QUE ACOMPAÑA LA VISITA DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL

Mi sueño para “UNA PARROQUIA CON VIDA”

Este es el mensaje que acompaña la visita de la imagen de San Miguel arcángel a las distintas comunidades. Recorrido que este 2017 dio inicio el domingo 20 de agosto en la comunidad de legual y tendrá su finalización el día miércoles 20 de septiembre, en la comunidad de Chílive Sagrada Familia. El tema fue construido por dirigentes de la comunidad parroquial San Miguel arcángel de este municipio y compartido también, en el encuentro de catequistas. Que se realizó días antes de iniciarse esta gran fiesta.

Así dicen las letras que componen el mensaje de San Miguel arcángel en su visita a nuestra comunidades para este 2017.

Mi sueño para “UNA PARROQUIA CON VIDA”

¿Quieres compartir mi sueño?

Nuestro caminar hacia la tierra prometida.

Dejar inflarnos y nuestras comunidades con aire, energía, alegría. Sueño con una iglesia que no es solamente para los cercanos, los privilegiados, pero también para los olvidados, los alejados, los decepcionados, los enojados, los perdidos en vicios. Una iglesia cercana a la vida. Que sepa compartir las alegrías y esperanzas, las preocupaciones y tristezas de la gente.

Estamos presentes en cumpleaños y velorios. La iglesia no es un centro comercial o supermercado donde me acerco cuando necesito algo, pero una parroquia amiga donde comparto la vida en todas las actividades. Y en donde me gusta colaborar.

Sueño de una parroquia donde escuchan mi voz, donde me gusta expresar lo que pienso. Juntos tomamos una decisión. Me gustaría compartir mis ideas, me gusta participar, dar mi testimonio de vida. Me siento parte de la parroquia.

Queremos ser una comunidad enraizada en Jesús. Queremos conocer y amar a Jesús, vivir su proyecto. Entrar en el proyecto de Jesús incluye perdonar a los enemigos y orar por ellos.  Es donde el más grande debe servir; primero mira a los enfermos, pecadores, torcidos, niños y mujeres. Eran los marginados de aquel y de nuestro tiempo.

Sueño que nuestras fiestas nos hace más comprometidos para hacernos más discípulos de Jesús, para comprometernos con su proyecto. Sueño con una comunidad donde día tras día aprendemos a ser discípulos de Jesús, para conocer su proyecto y dejarnos impregnar por su modo de ser. Es una formación integral en donde nos dejamos trasformar desde las raíces por medio de la oración personal y comunitaria, el silencio, un retiro, un taller de crecimiento, la lectura del evangelio y otras formas.

Sueño con una iglesia donde es una alegría celebrar la eucaristía. Como una familia en donde participamos activamente, los grandes, los niños, en donde nos sentimos acogidos, valorados, en donde se expresa la espiritualidad de nuestros pueblos con cantos, mensaje, baile, chemb’il y lecturas. Sueño con una iglesia donde vivimos la riqueza de la diversidad donde cada uno aporte su fe, su vida, su testimonio, espiritualidad. Sueño con una parroquia que siga buscando como integrar conocimientos y prácticas religiosas de la espiritualidad de nuestros pueblos en la formación, liturgia, fiesta, peregrinación, etc.

Sueño de una comunidad donde crecemos hacia una cultura del cuido. No podemos dejar abandonados edificios de la comunidad, carreteras, madera etc. No podemos  descuidarnos de las cosas, ni del agua o del bosque. Nos sentimos responsables por la casa común.

 

Nómina de comunidades a visitar y comunidades que acompañan la visita:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *