NO DEJES ENFRIAR EL AMOR

Papa francisco: cuaresma 2018.

El santo padre nos ha hecho llegar este mensaje de reflexión, para este tiempo de cuaresma, previo a conmemorar la semana que dedicamos a recordar; la pasión, muerte y resurrección de Jesús. Y para ello el pasado domingo 11 de febrero, en el encuentro con los catequistas de las diferentes comunidades de nuestra parroquia, se compartió el documento al mismo momento que se reflexionaba y después ser compartida en cada comunidad, en la celebración del miércoles de ceniza.

 

NO DEJES ENFRIAR EL AMOR

La cuaresma nos da la posibilidad de volver al señor con todo el corazón y con tosa la vida. Es tiempo de gracia.

En el cerro de los olivos, precisamente allí donde tendrá comenzó la pasión del señor, Jesús, respondiendo a una pregunta de sus discípulos, anuncia una gran tribulación y describe la situación en la que podría encontrarse la comunidad de los fieles: frente a acontecimientos dolorosos, algunos falsos profetas engañaran a mucha gente hasta amenazar con apagar la caridad de los corazones, que es el centro de todo evangelio. Mt 24, 12

LOS FALSOS PROFETAS

Son como encantadores de serpientes, o sea, se aprovechan de las emociones humanas para esclavizar a las personas.

Cuantos hijos de dios se dejan fascinar por un placer momentáneo, al que se le confunde con la felicidad.

Cuantos hombres y mujeres viven como encantados por la ilusión del dinero.

Cuantos viven pensando que se bastan a sí.

Con los charlatanes que ofrecen soluciones encillas e inmediatas para los sufrimientos.

Cuantos son los jóvenes a los que se les ofrece el falso remedio de la droga, de unas relaciones de usar y tiras, de ganancias fáciles.

Estos estafadores ofrecen cosas sin valor y quitan lo más valioso, como la dignidad, la libertad y la capacidad de amar.

Presenta el mal como bien y lo falso como verdadero, para confundir el corazón del hombre.

Cada uno de nosotros, por tanto, está llamado a discernir y a examinar en su corazón.

Tenemos que aprender a no quedarnos en un nivel superficial, sino a reconocer qué cosas son las que dejan en nuestro interior una huella buena y más duradera, porque vienen de dios y sinceramente sirven para nuestro bien.

 

UN CORAZÓN FRIO

Preguntémonos entonces: ¿Cómo se enfría en nosotros la caridad?

¿Cuáles son las señales que nos indican que el amor corre riesgo de apagarse en nosotros?

Lo que apaga la caridad es ante todo la avidez por el dinero, raíz de todos los males (1 Tm 6, 10), en vez de sentirnos confortados por su palabra y sus sacramentos.

Todo esto se transforma en violencia que se dirige contra aquellos que consideramos una amenaza para nosotros: el niño por nacer, el anciano enfermo, así como el prójimo que no corresponde a nuestras expectativas.

También la creación es un testigo silencioso de este enfriamiento de la caridad: la tierra esta envenenada a causa de los desechos arrojados por negligencia e interés:

El amor se enfría también en nuestras comunidades:

Las señales más evidentes de esta falta de amor son: la sequía egoísta, el pesimismo estéril, las continuas peleas entre hermanos y la mentalidad mundana que induce a ocuparse solo de lo aparente.

¿Qué podemos hacer?

La iglesia, nuestra madre y maestra, además de la medicina a veces amarga de la verdad, nos ofrece en este tiempo de la cuaresma el dulce remedio de (1) la oración, (2) la limosna, (3) el ayuno.

1 el hecho de dedicar más tiempo a la oración hace que nuestro corazón descubra las mentiras secretas de las cuales nos engañamos a nosotros mismos.

2 el ejercicio de la limosna nos ayuda a descubrir que el otro es mi hermano: nunca lo que tengo es solo mío. Cuanto desearía que la limosna se convierte para todos un auténtico estilo de vida. El compartir nuestros bienes con los demás es un testimonio concreto de la comunión que vivimos en la iglesia.

Ante cada hermano que nos pide ayuda, pensáramos que se trata de una llamada de la divina providencia. Y si dios hoy se sirve de mi para ayudar a un hermano, ¿no va a proveer también mañana a mis necesidades, el, que no se deja ganar por nadie en generosidad?

3 el ayuno debilita nuestra violencia, nos desarma, y constituye una importante ocasión para crecer.

Por una parte, nos permite experimentar lo que sienten aquellos que carecen de lo indispensable y conocen el hambre.

Por otra, expresa el hambre y sed de la vida de DIOS.

El ayuno nos despierta, nos hace estar más atentos a Dios y al prójimo.

Quería que mi voz traspasara las frontera de la iglesia católica, para que llegara a toso ustedes, hombres y mujeres de buena voluntad, dispuestos a escuchar a Dios. Si se sienten afligidos como nosotros, porque en el mundo se extiende a inequidad, si les preocupa la frialdad que paraliza el corazón y las obras, si ven que se debilita el sentido de una misma humanidad, únanse a nosotros para invocar juntos a Dios.

EL FUEGO DE LA PASCUA

Invito especialmente a los miembros de la iglesia a emprender con celo el camino de la cuaresma, sostenidos por la limosna, el ayuno y la oración.

Si en muchos corazones a veces da la impresión de que la caridad se ha apagado, en el corazón de dios no se apaga. Él siempre nos da una nueva oportunidad para que podamos empezar a amar de nuevo.

Una ocasión propicia será la iniciativa 24 horas para el señor, que este año nos invita nuevamente a celebrar el sacramento de la reconciliación en un contexto de adoración eucarística. En el 2018 tendrá lugar el viernes nueve y el sábado 10 de marzo, inspirándose en la palabras del salmo 130,4: de ti procede el perdón. En la noche de pascua reviviremos el rito de encender el cirio pascual: el fuego nuevo que pocos a poco iluminara la asamblea litúrgica. Que la luz de cristo, resucitado, quite las tinieblas de nuestro corazón y de nuestro espíritu.

Desde la parroquia San miguel Arcangel, relacionamos esta invitación papal. A una historia propia de nuestra cultura y comunidad. Ixkik. Una mujer ejemplar que invita también a ablandar y ofrecer nuestro corazón frente a cosas oscuras y opacas que la vida nos pueda presentar.

LA AROMA DEL CORAZÓN.

(1) Ixkik una mujer del popol wuj, logra acabar con la violencia con la aroma de su coracán.

Al saber sus padres que ella se había enamorado de uno de los hijos de otro pueblo con quienes no se llevaban bien. La condenan a ella, la quieren matar.

Los guardianes la llevan al cerro para sacrificarla.

Pero ella los convence, los concientiza, de la importancia de la vida.

La dejan vivir, pero los guardianes tenían que llevar una señal que ellos habían cumplido con su misión.

Entonces ixkik les propone llevar la savia del árbol (Q’ol) dentro de un jícaro para ofrecer a Dios.

Es el símbolo de su corazón, un corazón que tiene un olor rico para agrada al amor, a la vida, a dios.

Esta historia nos deja un bonito mensaje:

Para ablandar el corazón de alguien que esta con coraje, solos e hace con un símbolo de amor, con una expresión de cariño, con palabras bonitas,

Es ofrecer el corazón oloroso a alguien para que haya vida,

Y generar vida dentro de un ambiente oscuro, en un ambiente de pleito.

Es la savia en el jícaro que es el símbolo del corazón en el popol wuj.

Significa también: la reconciliación, la miel, la dulzura.

A veces no se pide perdón con palabras, sino con gestos, una taza de café, algún regalo, compartir algo de comer, o invitar a la persona con quien estamos pelando a participar de una fiesta o concilio familiar.

Y con este gesto o regalo se da la reconciliación porque es el símbolo del corazón, del cariño, del amor.

 

(2) desde el corazón de Jesús en la cruz sale agra y sangre  cuando un soldado abre su costado con una lanza. Juan 19,34

Es símbolo de la vida que Jesús nos da por los sacramentos del bautismo y la eucaristía – comunión. 5ta estrofa del canto: Pan y vino página 48.

COMPARTIR ES DEMOSTRAR INTERÉS

REDACCIÓN

Somos una radio parroquial, fundada en el año 2,004. Hay una junta directiva, equipo de programadores, comunicadores y colaboradores. Formamos parte del grupo radial REC (Red de Emisoras Católicas) a nivel de la diócesis de San Marcos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *